Buscador de ebooks....

Descarga Libros y Ebooks
Total de libros encontrados 40 para su búsqueda. Descargue los ebooks y Disfrute!!!
Aquel hombre y yo

Aquel hombre y yo

Autor: Corín Tellado ,

Paula, una chica morena, de azules ojos, lista, culta y educada, distinguida por naturaleza, vive con sus tres tías. Se siente sola entre ellas, y cree que lleva una vida demasiado monótona y carente de sentido. Sin querer, su bondad le conducirá hasta lo mejor que puede pasarle. Mientras, pasa la vida inmersa en los libros de la biblioteca de sus tías, que aunque anticuadas, tienen un auténtico tesoro entre los muros de su vetusta casa.

La invitada

La invitada

Autor: Corín Tellado ,

La invitada: “—Déjate de filosofías. ¿Qué dice la superiora? Lana suspiró, resignada. Rod era un orgulloso y no admitía jamás que pudiera depender de nadie. Él se creía superior a todo el mundo y eso dolía a Lana, que supo lo mucho que le costó a su marido salir adelante y además, teniendo la ayuda de los señores... —Pues dice que la señorita Mae es casi una mujer, que hace cinco años que no salió del colegio y que es un dolor que todas sus compañeras pasen las vacaciones en sus hogares y ella se quede sola en el convento. No me lo pide, Rod, pero me sugiere la idea de traer a la señorita Mae a la hacienda este verano. Total... tres meses pasan pronto...”

Deseo un millonario

Deseo un millonario

Autor: Corín Tellado ,

Deseo un millonario: “—Es demasiado, papá —dijo Hugh al fin. El señor Fleming se agitó cual si lo sacudiera un vendaval. —¿Demasiado? ¿Has dicho demasiado? Es muy poco para lo que te mereces —gritó, alzando el brazo y sacudiéndolo vigorosamente—. Muy poco, ¿me entiendes? Te he perdonado muchas, pero por mi sangre te aseguro que ésta no te la perdono. Vas a aprender a trabajar o, de lo contrario, sales con tu saquito al hombro y a pedir limosna o a retorcerte como una miseria. Ya lo sabes. Mañana, a primera hora, te levantas, te lavas y te vistes y... hala, a los almacenes a ponerte bajo las órdenes del señor Ryam. Es todo lo que tengo que decir y no retiro ni media frase.”

La otra cara de la verdad

La otra cara de la verdad

Autor: Corín Tellado ,

La otra cara de la verdad: “Hubiera preferido hacer carrera universitaria, pero el hecho de que su padre se volviera a casar, dio con todos los planes al suelo. La esposa de su padre no era precisamente amable y menos aún generosa, de modo que limó la mente paterna para que no continuara gastando dinero en un internado caro. Y para salir del hogar paterno en el cual vivía una señora para ella casi desconocida, optó por magisterio, para colocarse dando clases en una escuela o colegio privado y en paz. Emanciparse cuanto antes.”

Tú la querrás más

Tú la querrás más

Autor: Corín Tellado ,

La vida de una muchacha está pendiente de un hilo debido a un accidente automovilístico. Ella tiene un último deseo que es casarse con su actual novio con el que únicamente lleva saliendo una semana.

Alix Efimovitch

Alix Efimovitch

Autor: Corín Tellado ,

Criada entre ganado y montañas, y con su anciano abuelo como único contacto social, Alix Efimovitch se convierte, sin saberlo, en una hermosa mujer que, ocasionalmente, recibe y celebra la visita de Xico Dawson, un joven malcriado y egoísta que ve en Alix una excelente ocasión para colmar sus instintos. Ingenua de sus propósitos, la bella salvaje se deja seducir por quien considera su amigo y, tras percatarse de su auténtica intención, se dispone a iniciar una nueva vida. Motivada por el odio contra los hombres, la nueva Alix reaparece en la alta sociedad inglesa como Katia Kronstadt, una mujer educada y elegante que sólo conserva de aquella chiquilla harapienta su belleza. Su reencuentro con Lord Dawson, el apuesto tío de Xico, desencadena en ella pasiones desconocidas y contradictorias que la hacen dudar de su sed de venganza y de sus propias emociones. Perfecta conjunción de belleza e ingenuidad, Alix Efimovitch representa la auténtica cara del amor romántico, la del que se construye desde la inocencia.

La encontré en el periódico

La encontré en el periódico

Autor: Corín Tellado ,

La encontré en el periódico: “Beba Miranda leía de nuevo el anuncio en alta voz y las tres compañeras de apartamento la escuchaban en silencio mirándose interrogantes unas a otras. Y, por supuesto, luego fijaban los ojos en el bonito rostro de Beba, la cual parecía entusiasmada. «Se necesita señorita joven, bien parecida, dominando perfectamente inglés. No importa nacionalidad. Presentarse hora de seis a ocho tarde en el hotel Meliá Madrid. Preguntar por míster Taylor.» —¿Qué os parece?”

El testamento

El testamento

Autor: Corín Tellado ,

Nines es una chica muy segura de sí misma. Heredera de una gran fortuna y educada de forma moderna y liberal, nada suele resistírsele. Hasta que llega a la plantación algodonera de su difunto tío y conoce a Igor, un atractivo pero taciturno joven que enseguida se propone conquistar. Pero él se resiste, y Nines ha de tragarse sus lágrimas y su orgullo. Sin embargo, la lectura del testamento del tío Ed cambiará radicalmente las cosas.

Amor y odio

Amor y odio

Autor: Corín Tellado ,

Amor y odio: “—Dori, lo siento. Mi resolución es firme. Me largo. —Oye, Sonia, oye, sé cuerda. Piensa que tus padres te mantienen aquí de buen grado, que estás estudiando, que te falta un año. Que sólo tienes veinte años y un amor más o menos... No, si yo me lo digo a mí misma todos los días. Doris, no te enamores. Y no me enamoro. Sonia ya lo sabía. Como sabía también que Dori era una estupenda amiga. Pero ella se iba y la dejaba y dejaba Nueva York y la carrera y todo. Para Dori aquello podría haber sido un amor intrascendente, pero para ella había sido trascendental.”

La colegiala

La colegiala

Autor: Corín Tellado ,

Denise Winters es una aristócrata inglesa que acaba de salir del internado donde ha pasado toda su adolescencia; por ello, no conoce las reglas o los prejuicios de la clase a la que pertenece. Cuando se encuentra con Jack, un orgulloso periodista de sociedad, queda fascinada por él. Pero las presiones de su entorno y el difícil carácter de la joven pondrán las cosas muy difíciles a su historia de amor.

La profesora

La profesora

Autor: Corín Tellado ,

La profesora: “Se enteró, por un amigo conservero, que en Madrid había una profesora muy buena, joven, de noble familia venida a menos, viuda y con dos hijos gemelos que, según decían, era estupenda para enseñar a las muchachas como Elvirita. Además, el informador añadió que dicha profesora conocía todas las artes sociales y que una profesora así vestía en una casa y proporcionaba aire elegante a las niñas. Don Pedro se lo refirió a su mujer y ésta accedió de buen grado. Ahí es nada, una noble enseñando a su hija”

Déjame adorarte, Isabel

Déjame adorarte, Isabel

Autor: Corín Tellado ,

Déjame adorarte, Isabel: “Arturo Sanromán se agitó en el asiento. El tren iba a marchar y se llevaría a Isabel por tres meses hacia una tierra desconocida... Y él la amaba. Él no era hombre que diera al cariño un nombre falso. Quería a Isabel para casarse con ella. Y la invitaba a quedarse en la Sierra con su hermana, entretanto sus alumnos de invierno disfrutaban del verano y retornaban a su vida madrileña y a las clases con la profesora particular. Pero Isabel, orgullosa y terca, siempre dueña de sí, y tan celosa de valerse por sí misma, desdeñaba aquella invitación. Con suavidad, pero la desdeñaba.”

Cree en mí

Cree en mí

Autor: Corín Tellado ,

Cree en mí: " —Pero, muchacho, muchacho, no es posible.—Carraspeó—. La verdad es que no te comprendo. Me lo adviertes ahora. ¿Por qué no lo hiciste al iniciar las gestiones? Es absurdo que lo decidas así —miró a su esposa—. ¿Tú qué dices, Gracia? —No esperó respuesta—. Estudiar una carrera, hacer las prácticas en el extranjero, para esto... La verdad, muchacho, créeme que es absurdo. —Lo he decidido así, papá —adujo Ignacio sin inmutarse. El doctor Lavandera se mordió los labios. Evidentemente le costaba mantenerse sereno. De súbito sé puso en pie, dejó el comedor y su esposa e hijo lo siguieron en silencio. Doña Gracia asió el brazo de su hijo y susurró: —¿Estás decidido? —Completamente decidido, mamá. —Diré como tu padre: no te comprendo."

Debéis casaros

Debéis casaros

Autor: Corín Tellado ,

La joven Lynn y el enérgico Jack pierden a sus respectivas parejas en un fatídico accidente automovilístico. Los dos se quedan solos conviviendo en la misma casa junto a las hijas fruto de su anterior matrimonio. ¿Qué sucederá en esta nueva familia tan compleja? Inédito en ebook.

Volveremos a encontrarnos

Volveremos a encontrarnos

Autor: Corín Tellado ,

Volveremos a encontrarnos: “Rubia, frágil, esbelta como un junco, con unos ojos azules de extraordinaria luminosidad, Maika Cowley, atravesaba el bosque a pie, saltando como un corzo. Vestía pantalones largos hasta el tobillo, y el rubio pelo trenzado le rodeaba totalmente la cabeza. Cruzaba saltando ante los leñadores y para todos tenía una frase afectuosa. Ellos la contemplaban arrobados, la decían adiós y la seguían con los ojos. Era aquella chiquilla, en los bosques, como una mascota. Y cada mañana y cada tarde, los taladores conocían la hora exacta del paso de Maika por cada rincón del bosque.”

No sé por qué te casaste

No sé por qué te casaste

Autor: Corín Tellado ,

Cheryl no quiere vivir una vida mediocre. Quiere viajar. Se muere por las fiestas y la vida espléndida. Por eso decide casarse con William Hal. Es ambiciosa. Su madre piensa que se vende al casarse por ambición. Girarán los tornos cuando Bárbara, la madre de Cheryl, conozca la hombría y fortaleza de Will...

Empezó sin querer

Empezó sin querer

Autor: Corín Tellado ,

Empezó sin querer: “—¿Cómo va nuestro enfermo? Cristina ya sabía a quién se refería. «Nuestro enfermo» era Cornel Kruger, el millonario que jamás discutía una factura. Ella bien sabía que Van Winters era hijo de millonarios, pero tampoco ignoraba que, pese al gran capital de su padre, un banquero importante de la ciudad y relacionado en Nueva York con las Bancas más importantes, Van Winters era médico de los ricos. Nunca atendía a los pobres. A decir verdad, pocos se presentaban en su clínica. Ya nadie ignoraba la ambición del famoso y joven doctor. Su clínica era un dechado de perfección. Los elementos clínicos más modernos los poseía él. Desde que se estableció en la ciudad, pocos médicos podían competir con él.”

Soy la mujer de Chuck

Soy la mujer de Chuck

Autor: Corín Tellado ,

Como si de una locura se tratase, Yaly y Chuck se casaron en secreto cuando no eran más que adolescentes pero, el clasismo y la falta de tolerancia de ella hicieron que sus caminos se separasen. Ahora, años después, cuando las heridas ya casi estaban cerradas, Chuck vuelve a la vida de Yaly siendo un hombre de éxito... ¿qué sucederá?

Timidez y pasión

Timidez y pasión

Autor: Corín Tellado ,

Timidez y pasión: “—Mira, Elena: yo te quiero, te quiero más que a ese almanaque, que ya es decir... Te juro por mi sangre que mi amor es tan grande como el despacho del director de un Banco... ¡¡Frurr!!... Dio un respingo. ¡Era un idiota! ¿Qué tenía que ver el cariño con el despacho del director de un Banco? Siempre tenía que salirse por la tangente. Era inútil; él no servía para hacer el amor a una mujer, a pesar de que se entrenaba todos los días frente a aquel cuadro para poder repetir después la lección aprendida a la hermosa Elena, la muchacha que todas las mañanas le miraba con sus ojos grandes y soberbios, llenos de luz y de dulzura...”

Marta y ellos

Marta y ellos

Autor: Corín Tellado ,

El amor entre dos personas de diferente estatus social puede romper barreras. Tanto es así que, Marta, de una familia aristocrática venida a menos y, Alejandro, hijo de un nuevo rico muy trabajador, consiguen casarse. Pero la desgracia vendrá a ellos y tendrá que ser la familia de Alejandro quién elimine sus prejuicios y tienda lazos.

La imagen de una mujer

La imagen de una mujer

Autor: Corín Tellado ,

La imagen de una mujer: “—No soy generoso, Andrey —en su boca se dibujó una sonrisa indefinible—. En realidad —añadió con voz un poco alterada—, no lo hago todo por generosidad. Cuando murió tu marido me sentí un poco responsable de vosotros dos. Era mi hermano y, pese a su mala cabeza, siempre lo quise mucho. Yo no puedo dejaros en la indigencia. Eres mi cuñada y tu hijo se llama Jack Kerr... Aquí, en el valle de Kerr, estaréis a cubierto de toda necesidad. Sólo te pido que te hagas cargo de Natalia y la quieras como si fuera tu hija. Andrey Bartok torció el gesto, si bien el gesto fue tan leve que Alan Kerr no se dio cuenta de ello. —Es hija de una persona a quien he apreciado mucho, y a la muerte de ésta, su hija es una responsabilidad para mí. Yo te ruego, Andrey, que la consideres corno hija propia. Sólo así me iré tranquilo.”

El padre de Desi

El padre de Desi

Autor: Corín Tellado ,

El padre de Desi: “Noto también que Desi no tiene el amor de su padre, y que la niña, a sus seis años, sufre en silencio el despego de su padre. A veces se pasan semanas sin que le veamos, y si Desi, al verlo llegar, corre hacia él, míster Milman la mira, la besa en la frente, dice escuetamente: “Hola, Desi”, y sigue su camino hacia su despacho, hacia sus habitaciones, hacia la biblioteca. Viaja mucho. A veces se pasan dos o tres semanas sin verle.”

Tendré que casarme

Tendré que casarme

Autor: Corín Tellado ,

Berit Krior y Jennifer Nelson son dos jóvenes con vidas complicadas que se dedican al periodismo. La primera es viuda y tiene un hijo, Pierre, mientras que la segunda ha tenido que buscarse la vida por sí misma desde que casi era una niña. Sus vidas están llenas de abatimiento, pero la aparición de Arthur Nelson, tutor de Jennifer, hará que cambien por completo. Inédito en ebook.

Aquel matrimonio

Aquel matrimonio

Autor: Corín Tellado ,

Juan no es un chico como los demás, es alguien que desea enamorarse y vivir el amor con la mujer de sus sueños. En una ciudad pequeña, conoce por casualidad a una hermosa chica de sólo 18 años. Ella es dulce, inteligente y muy humilde. Los amigos de Juan no entienden que éste no salga a divertirse con otras chicas porque todo su empeño está en formar una familia. Las dificultades son muchas, y los impedimentos pueden hacerle desistir...

Ella y sus recuerdos

Ella y sus recuerdos

Autor: Corín Tellado ,

Ella y sus recuerdos: “—Bien —exclamó el doctor sujetando las manos en las rodillas—, es un caso extraño el suyo, señor Caton. Tan extraño que no acabo de comprenderlo. Padece usted, como ya le he dicho en otras ocasiones, un ataque de amnesia extremado; hasta tal punto lo considero extremado que, tras el estudio que hice de su caso, saco la conclusión de que no puedo hacer nada por usted, salvo aconsejarle que espere. Después de todo —añadió persuasivo—, usted rehízo su vida. Disfruta de una posición envidiable. Se está usted convirtiendo en un periodista famoso y posee fortuna. Mike curvó los labios en una sonrisa descorazonadora.”

Fuego en la nieve

Fuego en la nieve

Autor: Corín Tellado ,

Fuego en la nieve: “—No las he visto. He salido a dar una vuelta alrededor de la cabaña y me la topé a usted tirada sobre la nieve. No he visto a nadie más, pero si lo prefiere saldré a dar una vuelta. Aunque le advierto que la ventisca arrecia y en estos lugares, cuando la ventisca arrecia, no se sabe cuándo puede amainar. —Yo estaba en Saint-Moritz con mis amigas —explicó Della a media voz, asustada ante aquella soledad con aquel desconocido que decía llamarse Lionel Morrow—. Salimos en una excursión y formamos cola en el telesilla. Yo debí subir primero o tal vez después, no sé. El caso es que despierto ahora..., y no sé dónde me encuentro.”

Mi frívola esposa

Mi frívola esposa

Autor: Corín Tellado ,

El padre de Maridol, carnicero de profesión, ha montado un imperio gracias a su trabajo pero únicamente ha tenido una hija, que es caprichosa, egoísta, tenaz, ingenua y decidida. Para que siente la cabeza la quiere casar con un marqués, unión que además le dará un nombre a la familia. Sin embargo, ella se niega al matrimonio, huye y conoce a alguien. Finalmente ideará un plan para evitar el matrimonio, pero lo que no sabe es que será precisamente esa mentira la que le llevará ante el altar.

No hay fronteras

No hay fronteras

Autor: Corín Tellado ,

Bert Oxman ha tenido una vida compleja a pesar de su juventud, por lo que, ahora que se encuentra en una posición acomodada, centra todas sus fuerzas en trascender en su vida profesional sin dejar demasiado espacio para el amor. ¿Qué pasara cuando la inaccesible Maude Wetherby se cruce en su camino? Inédito en ebook.

Quiero triunfar

Quiero triunfar

Autor: Corín Tellado ,

Quiero triunfar: "El encuentro fue casual en la misma boca del metro. Ketty salía e Isa entraba. De repente, no se reconocieron, pero de súbito Ketty volvió la cabeza, justamente cuando Isa hacía igual. —¡Ketty! —¡Isa! La exclamación fue unánime. Y el consiguiente abrazo, seguido de besos apretados y sinceros. —Pero... ¿qué haces en Madrid? ¿No te habías ido a Italia a hacer aquella coproducción? ¿Qué tal te ha ido? Dime, dime —miraba en torno—, ¿tienes algo que hacer? ¿No? Bueno, pues vamos a alguna parte a tomar café. Ven —tiraba de ella—, yo iba a la fonda, pero retorno contigo. Por aquí tiene que haber un pub. Vamos a tomar algo. Isa Beltrán se dejaba llevar."

Aprendí después

Aprendí después

Autor: Corín Tellado ,

Sofía y Jerry se hicieron novios casi sin darse cuenta. Sus padres eran íntimos amigos y, entre comidas y reuniones familiares, lograron que sus respectivos hijos empezaran a salir. Después de cinco años, y sin salir nunca de aquella pequeña ciudad que era Helena, Sofía dudaba de su amor por Jerry. Quería conocer mundo y, les plantea a sus padres, que se quiere ir un tiempo antes de casarse con su novio de toda la vida. Así es como Sofía una mañana, después de cortar con Jerry, inicia una nueva vida en Chicago.

Orgullo y ternura

Orgullo y ternura

Autor: Corín Tellado ,

Orgullo y ternura: “Él había besado a muchas mujeres, si bien jamás estuvo verdaderamente enamorado de ninguna. A ella no la había besado aún y, sin embargo, era a la única que amaba. Lo hizo aquella tarde. Fue casi sin darse cuenta. Se diría que Berta lo esperaba y lo deseaba. Se sentaron en el diván como en aquel momento. Ella fue a decirle algo. Usaba un perfume suave, casi voluptuoso. Inesperadamente, sin violencia, suavemente, le rodeó la cintura. Ella musitó: —Joe... Sus labios se movieron de un modo especial, como si pidieran el beso. La besó largamente. Ella se estremeció en sus brazos y confiada, suave, volviéndole loco, se oprimió contra él y aprendió a besar en su boca. Desde aquel día..., fueron muchos y muy intensos.”

Corazón indómito

Corazón indómito

Autor: Corín Tellado ,

Joan no tiene sentimientos, es fría y congela con su mirada a cuantos la rodean. Demasiada frialdad para tan poca edad, pero su padre, lord Swinnerton, conoce bien a su hija. Tras su altanería se esconde algo que con los años aparecerá ante los ojos de Edgar, quien la observa desde niña. Ella ignora dónde nace el amor, si en el corazón, en el alma o en los sentimientos, porque jamás ha sentido nada... El secreto de esta historia lo guarda Edgar sin saberlo.

Es inútil que me quieras

Es inútil que me quieras

Autor: Corín Tellado ,

Ruth Haleví es una joven judía que, gracias a los ilícitos negocios de su padre, ha tenido la suerte de tener una educación aristócrata. Su padre, además del cultivo de su mente, también se ha encargado de escoger su futuro matrimonio. ¿Qué pensará ella de esta elección? Inédito en ebook.

Llama a tu marido

Llama a tu marido

Autor: Corín Tellado ,

Roy Ewart vive con su sobrina Mauri, una veinteañera rebelde casada con Bryan. Este último la abandona dejándola sola con la hija pequeña de ambos. La pequeña cae enferma, por lo que Mauri se ve obligada a informarle a Bryan de la situación y a volver a enfrentarse con los fantasmas de su pasado. ¿Qué sucederá? Inédito en ebook.

Me gusta tu doncella

Me gusta tu doncella

Autor: Corín Tellado ,

Me gusta tu doncella: “Chus observó que el esposo fruncía el ceño. Era un hombre paciente, sin duda. Pero todo tiene un límite. Y Chus cada noche esperaba que el marido estallase, si bien nunca lo hacía, pues todo lo más regañaba con, voz suave, apuntaba los pros y los contras, pero al final la esposa se marchaba perfumada y enjoyada y con el bolso lleno de billetes. —Te lo digo por última vez, Inés, es demasiado. Las cosas no están para tomarlas a broma. Lo que tú gastas en el juego es un despilfarro considerable e increíble. No entiendo, además, cómo te puede divertir una cosa así.”

Yo no tengo la culpa

Yo no tengo la culpa

Autor: Corín Tellado ,

Yo no tengo la culpa: “Sí, desde que empezó a trabajar allí como botones, habían ocurrido muchas cosas. Llegó primero a reportero deportivo, y luego a jefe de sección. Más tarde a subdirector. Y así continuaba. Míster Blattle había puesto en él toda su confianza... Mejor para míster Blattle. Creía merecer aquella confianza. Míster Blattle era el dueño absoluto del periódico. Y era buena persona. Ya un tanto achacoso y falto de ideas modernas, pero para eso estaba él allí, llevando, como el que dice, toda la responsabilidad del periódico. Pensó en la rubia y entornó los ojos. Una periodista neoyorquina vinculada, al parecer, a su periódico. Hermosa mujer. Muy hermosa, ciertamente.”

Un solo hombre

Un solo hombre

Autor: Corín Tellado ,

Un solo hombre: “El caballero sonrió enternecido. —Ted es así. Ya lo verás. Parece un tarzán. Siempre lleva medio pecho al descubierto, los pelos enmarañados, las manos callosas y en sus ojos color avellana hay un mundo de oculta ternura. —Mucho le quieres. —Sí. Era un gran muchacho y no creo que haya cambiado. Pese a su exterior rudo, resulta un hombre sensible, lleno de virtudes. Pero hay que ahondar para verlas, para palparlas. Nunca lo juzgues por su exterior. A las personas así hay que hurgarlas, analizarlas por dentro. Son personas con valores ocultos.”

Ardiente sacrificio

Ardiente sacrificio

Autor: Corín Tellado ,

Ardiente sacrificio: “—Cliff, ¿por qué crees que Doug hizo eso? —Porque es zorro como una rata venenosa. Presiento que requirió a Lyn, y ella lo despreció. No es hombre que perdone. Además, ten en cuenta que a Weld lo han despedido ya tres veces consecutivas, lo que indica que Doug está relacionado con esos despidos. Es hombre poderoso. No existe en Nueva York empresa industrial que no le deba un favor. Suponte que esto no queda aquí. Que Weld sigue colocándose y siguen despidiéndole sin piedad. Llegará un momento en que no habrá quien lo admita ni siquiera como un empleado vulgar. —Eso es monstruoso.”

Milagro en el camino

Milagro en el camino

Autor: Corín Tellado ,

Este libro nos lleva al conflicto bélico de Kosovo, donde una familia tiene que huir de semejante horror. En su viaje a pie con destino España suceden cosas maravillosas que sólo se pueden catalogar como milagros. Aunque la vida les ha tratado mal a este carpintero y a su esposa, ellos no decaen en sus principios cristianos y siguen adelante, consiguiendo llegar al lugar deseado. Lo que no esperan en ese pueblecito es que una persona pueda dar tanto sin pedir nada a cambio. Esta fue la primera obra que Corín Tellado publicó en internet, en el año 2000.

Amor audaz

Amor audaz

Autor: Corín Tellado ,

Amor audaz: “—Bueno, Ali, dime qué pasa de verdad entre un hombre y una mujer cuando se quieren y se necesitan... —Todo. Todo lo que te da la gana. Se supera el pudor, el miedo, la timidez. Todo. Una se convierte en audaz y se vuelve loca junto al hombre que ama. Pero a Harry jamás se le ocurrió llegar, desnudarse o ponerse el pijama, sin antes prepararme. Esa decir, el pijama no lo vi, ni el camisón, porque me lo rompió en dos y quedó en el hotel inservible. —Oh...”



X
CERRAR